Grupo Luksic corta relaciones con Cartes luego del anuncio de EE.UU.

/ 2023-01-27 17:54:51 PM / VISITAS: 443

Luego del anuncio de nuevas sanciones que impuso Estados Unidos a Cartes, uno de sus principales socios comerciales, el Grupo Luksic de Chile, anunció que cesarán las relaciones económicas con el expresidente.

Un nuevo torbellino político se generó en el país luego de que embajador de los Estados Unidos, Marc Ostfield, haya anunciado nuevas sanciones económicas impuestas por ese país en contra de Horacio Cartes y Hugo Velázquez.

Además de los político, para Cartes se generó un problema empresarial ya que el Grupo Luksic, de Chile, quien es socio comercial del exmandatario, anunció que inmediatamente pondrían en marcha mecanismos para terminar los vínculos comerciales con el presidente de la ANR.

“CCU (Compañía de Cervecerías Unidas) ha tomado la inmediata decisión de adoptar las medidas para terminar su sociedad con el Grupo Cartes en Bebidas del Paraguay SA”, expresa una parte del comunicado dado a conocer en la fecha.

La firma CCU, propiedad del multimillonario chileno Andrónico Luksic, es dueña del 50% de Bebidas del Paraguay S.A., que fabrica en Paraguay varios productos además de importar muchos otros.

De la misma manera, el grupo empresarial chileno es propietario, en Paraguay, del 50% de la firma ENEX, del rubro de los combustibles, siendo el dueño de la matriz de esa firma que tiene base en el país trasandino.

Por su parte, en la tarde de este jueves, el abogado de Horacio Cartes, Pedro Ovelar, realizó una conferencia de prensa para rechazar todos y cada uno de los términos de la acusación del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en contra del expresidente.

“Consideramos las acusaciones injustas y carentes de fundamentos y pruebas”, señaló el abogado Ovelar.

“Horacio Cartes es una persona perseguida injustamente en un contexto político-electoral. No obstante, se encuentra a disposición de las autoridades para realizar las aclaraciones que sean necesarias”, agregó.

Dijo, además, que en los Estados Unidos no existe ningún proceso abierto contra el exmandatario y que continuarán trabajando para revertir las dos sanciones que le fueron impuestas.