Bettina Aguilera no votó en la sesión contra Esgaib porque se quedó festejando su cumpleaños

/ 2024-04-24 18:55:52 PM / VISITAS: 535

La diputada Bettina Aguilera no fue este miércoles al Congreso porque se quedó festejando su cumpleaños número 30, como mostró en sus propias redes sociales. La reciente incorporación del cartismo se ausentó de la votación que iba a definir la suspensión de su colega Yamil Esgaib por haber agredido a dos periodistas. Finalmente, el legislador consiguió el apoyo de Honor Colorado para continuar en su banca.

"Amanecí con esta maravillosa sorpresa, agradecida con Dios y la vida por el privilegio de cumplir un año más rodeada de tanto amor y cariño", posteó la diputada en sus cuentas de X e Instagram. El mensaje iba acompañado de una serie de fotos en las que se mostraba con dos ramos de flores y una torta.

El faltazo no solo llamó la atención por el compromiso de los legisladores con su electorado y la importancia del tema que se iba a debatir -el episodio de violencia protagonizado por Esgaib contra dos cronistas mujeres-, sino por el rol de Aguilera dentro del partido y en la cámara de Diputados.

Bettina Aguilera. 

Bettina Aguilera.  Instagram

Después de postularse y acceder a su banca por Fuerza Republicana, la dirigente altoparanaense inició una lenta transición al cartismo. Primero lideró una bancada colorada independiente con Germán Solinger, César Cerini y Benjamín Cantero y el mes pasado oficializó su salto a Honor Colorado. Con 30 años recién cumplidos, la diputada es una joven promesa para el Partido Colorado y podría ser clave en las próximas municipales.

Como adelantó en exclusivo LPO, en Honor Colorado barajan dos nombres para dar la pelea por Ciudad del Este en 2026: Rocío Abed y la propia Aguilera. Según pudo saber este medio, la opción pasa por una de las dos diputadas altoparanaenses y la estrategia sería ir instalando a las potenciales candidatas, aunque no hay preferencias claras por el momento. 

Aguilera, exfuncionaria de Itaipú -que hoy dirige Justo Zacarías Irún, esposo de Abed-, es una política joven y su perfil se ajusta más para disputarle la capital departamental a Miguel Prieto, que llegó al cargo con la promesa de renovación y una administración transparente